Echa un vistazo a algunos trucos para que tu tarde sea más productiva

Muchas personas son más productivas en la mañana y pueden realizar sus tareas laborales de manera mucho más eficiente durante este tiempo que en la tarde. En algunos casos, esto se debe a que, poco después del almuerzo, muchas personas entran en un estado letárgico, el famoso paseo de la torta después de las comidas.

Para algunos, este estado puede durar unos minutos, debido a la mayor localización de sangre en el estómago para la digestión, pero para otros puede durar toda la tarde, haciendo que la producción caiga en picado y acumule trabajo para el día siguiente, lo que hace que en sí mismo un círculo vicioso. Entonces, ¿qué puede hacer para mejorarlo y mantenerse alerta y productivo toda la tarde? Vea algunos consejos para mantenerse al día:

Tener una conversación con un colega.

En primer lugar, mira a tu alrededor. Seguramente no eres el único que sufre de letargo después del almuerzo. Muchos de sus colegas también pueden estar en la misma situación. Entonces, para despertarse, aborde un tema con su colega de al lado, contándole una historia divertida o hablando sobre algún tema candente en Internet. Simplemente no se extienda demasiado, puede tener el efecto contrario y hacerle perder aún más tiempo en su productividad.

Ir a dar un paseo rápido

Fuente de la imagen: Shutterstock

¿Una conversación, un café o incluso un chapuzón en la cara te alertó de nuevo? Por lo tanto, el medio ambiente puede hacerte sentir más somnoliento. Advierta a sus compañeros de trabajo y salga unos minutos a caminar y respirar aire fresco. Esto es más adecuado para almuerzos de oficina que pasan horas en el mismo lugar.

Si su negocio lo permite, los espacios abiertos son excelentes para reuniones y para liberar sus ideas. Tomar ese tiempo libre no lo convierte en un mal empleado, y solo son unos minutos para recargar las baterías, lo que puede marcar una gran diferencia en su rutina diaria.

Hidratar

¿Sabías que mantener una botella de agua en tu escritorio puede hacerte más productivo? Además, tu salud te lo agradecerá. Idealmente, debe beber de 2 a 3 litros de agua al día, hacer que su cuerpo funcione correctamente y tener más bienestar para realizar las tareas cotidianas.

Limpia tu escritorio

¿Eres de los que se pierden en el desorden de tu escritorio? Esto es malo para su organización y, por lo tanto, para su producción. Una mesa organizada es esencial para que el trabajo fluya mejor. Intente empacar papeles, bloc de notas, cables de computadora y todo lo demás en su escritorio. Deseche (o done a alguien que lo necesite) artículos que ya no usa y organice todo de la mejor manera. Sentirás la diferencia.

Tener una lista de tareas

Fuente de la imagen: Shutterstock

Escribir en una libreta, o incluso hacer una hoja de cálculo de computadora, con todos sus objetivos para el día puede ser la clave de la productividad y la organización. Solo asegúrese de que sean realistas y alcanzables para obtener los mejores resultados.

Tomar una siesta

Si queda un poco de tiempo después de su comida, y tiene un lugar adecuado, ¿qué tal tomar una siesta rápida? Varios estudios ya han demostrado los buenos efectos de un sueño después del almuerzo en la productividad. Idealmente, debe tener un máximo de 30 minutos de repetición, lo que garantiza que no caerá en las etapas más profundas del sueño y se despertará con ese tipo de sensación de "mareo" que los científicos llaman inercia del sueño.

Apaga y despeja tu mente

Fuente de la imagen: Shutterstock

Cada 90 minutos de trabajo, salga un poco de la rutina por un corto tiempo. Despeja tu mente, mira por la ventana, toma un descanso de todo. No use este tiempo para acceder a las redes sociales o twittear desesperadamente. Concéntrese en relajar el cerebro, ya que necesita este descanso. Tome una respiración más pausada, luego regrese a las actividades normales.

* Publicado por Claudia Borges el 8/12/2013