Conozca la increíble historia de Big Gal Yoga [galería]

Conozca la increíble historia de Big Gal Yoga [galería]

Conozca la increíble historia de Big Gal Yoga [galería]

Conozca la increíble historia de Big Gal Yoga [galería]

Conozca la increíble historia de Big Gal Yoga [galería]

Conozca la increíble historia de Big Gal Yoga [galería]

Conozca la increíble historia de Big Gal Yoga [galería]

Conozca la increíble historia de Big Gal Yoga [galería]

Conozca la increíble historia de Big Gal Yoga [galería]

Cuando pensamos en un yogui, el nombre dado a los practicantes de yoga, por lo general, la imagen que se forma en nuestra mente es una persona delgada con gran flexibilidad, vestida de colores vibrantes y llena de buen humor. En el caso de Valerie Sagun, una californiana que vive en San Francisco, la única característica que no se aplica a ella es la primera.

Desde hace algunos años, ha estado publicando fotos y videos de sí misma mientras practica esta forma de disciplina física y mental creada hace más de 5, 000 años en la India. Conocido en Internet como Big Gal Yoga, su objetivo es mostrar a las personas que no necesitan tener miedo o vergüenza de practicar yoga solo porque no se ajustan al estándar estético mencionado al comienzo de este texto.

Tiene más de 152, 000 seguidores en Instagram, así como un blog y un sitio web que explica las poses que está demostrando en las imágenes y también muestra algunas de sus propias dificultades. Comenzó esta trayectoria después de asistir a clases de yoga dos veces por semana mientras estaba en la universidad hace unos cuatro años.

Desde entonces, ella ha estado practicando sola en el patio trasero, en un parque, en un estudio o en la playa, grabando cada paso de su viaje y publicando todo en Internet, con la esperanza de influir en otros para que hagan lo mismo. Ella considera que este es su viaje personal y está ahorrando dinero para una mayor capacitación y convertirse en maestra de tiempo completo.

* Publicado el 19/09/2015