Conozca la sala donde se almacenan los meteoritos recolectados en la Antártida

La Institución Smithsonian, en asociación con la NASA y la National Science Foundation, a menudo financia exploraciones anuales para la Antártida, en cuyo momento se recolectan varios meteoritos que una vez cayeron en el suelo congelado de la región. Estos pequeños "tesoros" deben mantenerse bajo condiciones estrictamente controladas para evitar la contaminación con microorganismos o sustancias que podrían interrumpir futuras investigaciones.

¿Y cómo preservar cientos de meteoritos de amenazas externas? Eso es lo que el video de arriba intenta responder, con imágenes del laboratorio utilizadas para almacenar estas muestras. La habitación es tan estéril que dejaría a cualquier paranoico sobre la limpieza decepcionado consigo mismo.

Además de los escritorios y estructuras que se asemejan a quirófanos, las muestras espaciales se almacenan en compartimentos llenos de nitrógeno a presión. Para manejar las "piedras", se utilizan guantes especiales, fijados a la estructura del "armario". Puede parecer una exageración, pero finalmente se entiende tanto cuidado cuando nos damos cuenta de que estos meteoritos ofrecen respuestas sobre el origen de nuestro sistema solar. Por lo tanto, cuanto más conservado, mejor.