Descubre 10 cosas increíbles que puedes encontrar en el espacio

El espacio, la frontera final. Pocas cosas despiertan tanto la curiosidad del ser humano como los misterios del universo. Desde mediados del siglo XX, el hombre comenzó una serie de estudios e investigaciones sobre el área de dimensiones que bordean (o son) el infinito alrededor de nuestro pequeño planeta azul. Se ha descubierto mucho y se han creado muchas más preguntas nuevas.

Cada vez que miramos hacia arriba en una noche despejada, hacemos las mismas preguntas: ¿Qué hay allí? ¿Qué ocupa todo este enorme espacio que nos rodea? ¿Qué tipo de objetos o seres pueden estar ahí fuera sin una pista? Las respuestas a estas preguntas aún están lejos de ser encontradas, pero los científicos ya han podido descubrir muchas cosas interesantes o curiosas que cuelgan en el vacío no tan vacío del universo.

Aquí hay 10 cosas interesantes que podemos o podemos encontrar en el espacio, tanto naturales como elementos que nosotros mismos dejamos escapar de la Tierra. Echa un vistazo a la curiosa relación a continuación:

1. La estrella de la muerte

Vamos con calma. Antes de que pienses que estamos hablando de la poderosa Estrella de la Muerte en la saga Star Wars, recuerda que sucedió en una galaxia muy, muy lejana, pero hace mucho tiempo. La Estrella de la Muerte con la que estamos tratando aquí es una "estrella zombie", una gran estrella que murió y se convirtió, según el Límite de Chandrasekhar, en una enana blanca.

Conocida oficialmente como WD1145 + 017, la estrella muerta se encuentra hacia la constelación de Virgo y ha alcanzado un nivel de gravedad muy alto que está matando todo a su alrededor: succionando planetas, satélites y otros objetos cercanos. Esto se debe a que las estrellas son grandes bolas de energía que transforman continuamente hidrógeno en helio a través del proceso de fusión nuclear. Cuando este combustible de hidrógeno se agota, la estrella se expande en un gigante rojo.

Dependiendo del tamaño de la estrella, comienza a producir carbono hasta que se agota el helio, disminuyendo su tamaño y convirtiéndose en una enana blanca, una pequeña estrella y una masa gigante. Esta relación hace que su gravedad sea muy alta y comienza a atraer toda la masa que está cerca de ella. Este es el mismo proceso de crear un agujero negro, pero desde las estrellas más grandes posibles en el universo.

2. Una tapa de una cápsula de prueba

Oficialmente, se considera que el Sputnik 1 es el primer objeto hecho por el hombre en orbitar el planeta Tierra. El satélite fue lanzado el 4 de octubre de 1957 por los soviéticos y rodeó la tierra durante tres meses antes de caer. Pero los fanáticos de las teorías de conspiración afirman con vehemencia que otro elemento logró vencer la gravedad terrestre y volar al espacio dos meses antes del Sputnik: una tapa de una cápsula de prueba que almacenaría armas nucleares bajo tierra.

Resulta que durante las pruebas, lo que se suponía que era una explosión controlada era mucho más grande de lo esperado. El poder total del explosivo se canalizó a través de un túnel que conducía a la superficie y arrancó la tapa de metal que cubría el pasaje. El objeto fue disparado alto con una fuerza calculada seis veces mayor que la necesaria para vencer la gravedad terrestre.

¿Dónde está esta tapa? Nadie lo sabe, nadie lo ha visto. Algunos creen que fue pulverizado a medida que pasaba por la atmósfera del planeta, otros piensan que el objeto ni siquiera salió de la órbita, cayendo y perdiéndose en algún lugar de la tierra. Los menos escépticos piensan que esta tapa está vagando por el espacio llevando el orgulloso título del primer objeto artificial que sale de la Tierra.

3. Pelotas de golf

La publicidad llegó al espacio y se llevó pelotas de golf. Esto fue lo que sucedió en la ISS, la Estación Espacial Internacional, en 2006, cuando un comercial de una compañía de golf canadiense llevó al cosmonauta Mikhail Tyurin a lanzar las pequeñas bolas blancas hacia la Tierra. ¿Lo peor? ¡El científico falló el disparo, a pesar de que su objetivo era "solo" todo el planeta!

En cualquier caso, la bola ciertamente fue atraída por la gravedad y fue rociada a la entrada de la atmósfera terrestre. Antes del cosmonauta ruso, el astronauta Alan Shepard, miembro de la expedición del Apolo 14, también disparó algunas bolas a una actividad en suelo lunar. Todos se quedaron atrás cuando el equipo regresó a nuestro planeta y si ningún pequeño hombre verde los ha recuperado, todavía están perdidos en la lejana desolación de la luna.

4. alcohol

Los científicos han podido descubrir gigantescas nubes de alcohol en nuestra galaxia, a pesar de que su ironía se llama la Vía Láctea, o "camino de la leche", para deleite de los borrachos. La cantidad calculada de esta sustancia en estos sitios de acumulación es equivalente a 4 x 10 26 pintas de cerveza, esos vasos grandes que se sirven en bares. Esto es equivalente a 400 billones de dosis, o para entenderlo mejor, 400, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 pintas de jugo de cebada. ¿Estás bien o quieres más?

Todo este alcohol en el espacio hace que los científicos estén muy entusiasmados, pero no por la posibilidad de consumirlo, sino porque es un compuesto orgánico que lleva los materiales básicos para apoyar la creación de la vida. Estas nubes se encuentran cerca de lugares llamados "viveros estelares" y pueden contarnos más sobre cómo surgió nuestro universo y todo lo que hay en él hace miles de millones de años.

5. Un museo

Como era de esperar, los humanos intentan enviar al espacio todo tipo de producción humana, especialmente arte, con la esperanza de que alguien o algo pueda interceptarlo en algún punto remoto del universo, como se hizo con Voyager, lo que llevó a lejos de la Tierra, una serie de imágenes, composiciones musicales y otras obras de arte.

La historia del Museo de la Luna sigue la misma idea, aunque nadie hasta la fecha ha confirmado que todo fue un rumor. Se dice que una misión secreta para tomar seis pequeñas obras de artistas grabados en una placa de cerámica habría tenido lugar en paralelo con las obras del Apolo 12. Según fue posible descubrir, se hicieron 15 o 19 de estos chips y uno habría viajado a bordo del módulo. luna del Apolo 12 y hoy estaría descansando en la superficie lunar.

Los artistas que crearon las obras fueron Andy Warhol, Robert Rauschenberg, David Novros, John Chamberlain, Claes Oldenburg y Forrest Myers. Myers incluso afirmó que un científico llamado Fred Waldhauer habría creado la pieza, reduciendo los diseños e imprimiéndolos en la pequeña placa de cerámica. Según los informes, uno de los ingenieros de la misión colocó el objeto en el Apolo 12 y confirmó el éxito de la misión a través de un telegrama.

Imagen real de una de las placas con dibujos de los artistas.

6. Una nube de pequeños planetas.

La nube de Oort, también llamada nube de Öpik-Oort, sería una nube esférica de pequeños planetas volátiles que estaría aproximadamente a un año luz del Sol. Eso significa que estaría aproximadamente a un cuarto de la distancia de Próxima Centauri, La estrella más cercana al sol.

Se cree que la nube de Oort, llamada así por el astrónomo holandés Jan Oort, comprende dos regiones distintas: una parte externa esférica y una parte interna en forma de disco, o nube de Hills. Los objetos de la nube de Oort estarían compuestos principalmente de materiales volátiles como hielo, amoníaco y metano.

Lo más curioso de la nube de Oort es que solo existe en teoría. A los científicos se les ocurrió esta idea para justificar el origen de todos los cometas a largo plazo, como Halley, que penetran en nuestro sistema solar y lo dejan periódicamente. Es muy probable que con la tecnología de observación espacial avanzada de hoy, podamos ver si esta nube realmente existe muy pronto.

7. Rayo

Pueden surgir tormentas de todo tipo en prácticamente todos los rincones del universo, comenzando, por ejemplo, con la tormenta eterna que plaga un punto de Júpiter, en ese mismo lugar que parece un gran lugar en el planeta. Por lo tanto, fue posible detectar la mayor descarga eléctrica jamás realizada en un punto que está a 2 mil millones de años luz de la Tierra.

Este tipo de tormenta eléctrica puede ocurrir en lugares alrededor de agujeros negros, porque sus campos magnéticos permiten la manifestación de cargas eléctricas gigantescas.

La tormenta que generó un rayo equivalente a un billón de rayos es de aproximadamente 150, 000 años luz de longitud, más que la Vía Láctea. La electricidad generada en este campo podría alimentar todas las ciudades de la Tierra durante más de un milenio, pero probablemente freiría todos los sistemas eléctricos en menos de un segundo.

8. Un traje espacial que funciona como un satélite.

La falta de qué hacer en el espacio puede crear ideas muy curiosas. Un grupo de astronautas de la Estación Espacial Internacional se tomó un poco de tiempo libre de sus investigaciones y estudios y decidió dar a un viejo astronauta una función interesante: querían convertirlo en un satélite.

La demanda, que le cuesta a la NASA un buen millón de dólares, fue adaptada y equipada con algunos sensores y transmisores para transmitir una señal de radio con saludos en cinco idiomas diferentes. Nombrado como SuitSat (y apodado Mr. Smith por los estadounidenses e Ivan Ivanovich por los rusos), el disfraz fue liberado de la EEI en 2006, pero después de tres horas de transmisión, desapareció. Nadie sabe si fue destruido en la atmósfera o si hoy vive bien y tranquilo en algún planeta cercano. Misterio!

9. Orinar

Sin lugar a dudas, la orina más cara del mundo se hace en el espacio. Independientemente de cómo se elimine la orina de astronauta, siempre es una opción muy costosa. Existe el inodoro de $ 50, 000, aproximadamente $ 200, 000, que a través de la succión y una esclusa de aire arroja la orina de la persona al espacio. Los modelos más nuevos en trajes espaciales filtran y convierten la orina en agua potable, pero a un costo muy costoso.

En el pasado, todo era aún más costoso: además del proceso de orinar al vacío que requería un entrenamiento cuidadoso, arrojar esa orina al espacio dentro de las naves espaciales le costó a la NASA unos $ 30 millones, o alrededor de $ 120 millones en la actualidad. Cuando está fuera de ambientes controlados, las gotas de orina se congelan en el vacío del espacio y flotan en la inmensidad del universo.

10. vida

Quizás el mayor misterio en la historia de la exploración espacial, la prueba definitiva de la vida fuera de nuestro planeta esté a punto de ser descubierta. Recientemente se han encontrado enormes océanos de metano líquido en Titán, el satélite más grande de Saturno. Se cree que el medio hace posible la vida, hecha de células, al igual que la Tierra, pero que vive a base de metano, no de oxígeno.

Los experimentos han demostrado que los seres con respiración de metano pueden existir en este tipo de condición extrema. La NASA apuesta todo en el satélite para descubrir finalmente la vida extraterrestre tan buscada. Puede que aún no sea una vida inteligente, ni tampoco son los famosos pequeños hombres verdes, pero sería un gran paso hacia una mayor comprensión de nuestro vasto Universo.

El espacio comprende una serie de objetos y objetos extraños. Comenta en el Foro TecMundo

Via TecMundo.