Los implantes cerebrales pueden disminuir los efectos de la enfermedad de Alzheimer

(Fuente de la imagen: Comunicado de prensa / Johns Hopkins Hospital)

Los cirujanos del Hospital Johns Hopkins anunciaron esta semana que tuvieron éxito al implantar un dispositivo en el cerebro de un paciente para aliviar los efectos de la enfermedad de Alzheimer. Esta es la primera operación de este tipo en los Estados Unidos.

El dispositivo implantado actúa como una especie de estimulador e incluye una serie de electrodos alimentados por una batería debajo de la piel. Los electrodos se usan para estimular una región llamada hipocampo, responsable de convertir los datos recientes de la memoria en recuerdos más duraderos.

La técnica en cuestión ya se ha utilizado en Europa y Canadá como tratamiento para la enfermedad de Parkinson, la depresión y el síndrome de Tourette. La expectativa es que la nueva cirugía podrá minimizar los efectos de la enfermedad de Alzheimer, permitiendo que las personas con la enfermedad tengan una mejor calidad de vida.