El lago antártico aislado contiene microorganismos vivos desde hace casi 3.000 años

(Fuente de la imagen: Reproducción / Wikipedia)

Se ha descubierto una cantidad abundante de bacterias vivas en Lake Life, ubicado en la Antártida. Según el sitio web de New Scientist, el lago subterráneo está bajo una capa de hielo de 20 metros y ha estado completamente aislado durante casi tres mil años.

Según la publicación, las aguas del lago son siete veces más salobres que las del mar, están en total oscuridad y 13 grados bajo cero, y un grupo de investigadores encontró la bacteria en un núcleo de hielo extraído de Una profundidad de 27 metros.

Bacterias súper resistentes

Los microorganismos pertenecen a una especie desconocida y probablemente permanecieron vivos durante tanto tiempo gracias a la abundante cantidad de óxidos de hidrógeno, carbono y nitrógeno presentes en el lago salado, que metabolizan estas sustancias en ausencia de oxígeno. Los científicos ya están desarrollando cultivos de laboratorio para comprender las condiciones fisicoquímicas extremas que estas bacterias pueden tolerar.

El curioso hallazgo refuerza la posibilidad de que exista vida en lagos subterráneos de planetas como Marte o lunas como Europa, que orbita alrededor de Júpiter. Como explicaron los investigadores, Lake Vida es un ejemplo perfecto de lo que puede suceder cuando un lago está congelado, y podría haber sucedido con aguas extraterrestres.