Los matemáticos encuentran la forma más eficiente de viajar a Marte

El planeta rojo está tan lleno de encantos que aquí en Mega Curious tenemos un espacio especial dedicado solo a las noticias sobre Marte. Cuando se trata de colonizar el planeta vecino, una de las mayores preocupaciones es, sin duda, el viaje allí, después de todo, no debería ser muy simple enviar personas a otro planeta, ¿verdad?

La buena noticia, en este sentido, es que algunos investigadores parecen haber descubierto una nueva forma de ir a Marte, ¡y gastar aún menos dinero! Uno de los mayores problemas con el envío de personas al próximo planeta es la cantidad de combustible que requeriría un viaje de este tamaño. Además, la Tierra y Marte están en constante movimiento y en desorden, por lo que es difícil calcular con precisión un camino eficiente. Los dos planetas están perfectamente alineados cada 26 meses solamente.

Matemáticamente hablando

Y si eres del tipo que dice que las matemáticas son inútiles, entonces es hora de revisar tus conceptos, porque es gracias a un grupo de matemáticos que se está desarrollando una nueva estrategia de ruta.

Mapear un viaje de la Tierra a Marte es una tarea extremadamente compleja, ya que la distancia entre los dos planetas se reduce o aumenta constantemente, dependiendo de cómo estén sus órbitas alrededor del Sol. Además, los problemas de gravedad deben tenerse en cuenta. La Tierra, Marte y el espacio entre un planeta y otro. ¿Podrías entender la dificultad de la cosa?

Fue con este problema en mano que los matemáticos Francesco Topputo y Edward Belbruno decidieron calcular el camino a Marte de una manera diferente, para que los movimientos del Planeta Rojo fueran favorables a esta nueva posibilidad de ruta. Para hacer esto, los chicos usaron un concepto llamado "captura balística", que es lo opuesto a cualquier otra lógica utilizada hasta ahora para crear una ruta de viaje.

Como funciona

La idea es dirigir la aeronave a la órbita de Marte y no a la propia Marte, utilizando una lógica familiar que lance a la órbita de la luna. de Marte Esto causaría que la gravedad del planeta desacelere la nave, orbite y aterrice.

Este nuevo método, solo para darle una idea, puede ahorrar el 25% del combustible necesario para el viaje, lo cual es una gran ventaja sobre otros métodos de cálculo de ruta. La disminución del combustible hace que el barco sea más liviano y permite que el viaje lleve más carga, lo que sería primordial para una futura misión humana. Por lo tanto, también sería posible que un avión llevara comida a la tripulación que se arriesgaba a quedarse en el Planeta Rojo.

Dado que el avión se enviaría a una velocidad más lenta, el viaje en sí sería más lento y podría llevar unos meses más que otras rutas existentes, que estiman seis meses de viaje. Aún así, habría economía de combustible, que es la principal preocupación del momento. Además, este esquema no requiere esperar una alineación óptima entre la Tierra y Marte, que solo ocurre cada 26 meses. Entonces, si fuera posible, ¿correría el riesgo de un viaje espacial de casi un año?