Los modelos muy delgados no son bien aceptados por los consumidores.

Victoria Beckham en la Campaña Armani - Crédito: Comunicado de prensa / Armani

¿Ha dejado de comprar un producto porque la plantilla de anuncios era demasiado delgada? Según una nueva investigación, la delgadez excesiva de algunos modelos puede repeler a los consumidores, que se ponen a la defensiva contra el producto o servicio.

Según el informe del Daily Mail, las mujeres hermosas y de buen aspecto pueden aumentar las ventas, pero cuando su imagen se usa de manera más sutil.

Investigadores de la Warwick Business School en el Reino Unido descubrieron que las mujeres automáticamente "apagan" los productos colocados al lado de primeros planos de imágenes de modelos femeninas o celebridades como Victoria Beckham o Miranda Kerr.

Lea también:

  • ¿Las mujeres realmente hablan más que los hombres?
  • Mila Kunis dice que aceptaría ser Ana Steele en la película de 50 tonos.

Según la Dra. Tamara Ansons, que forma parte del equipo de investigación, esto se debe a que un modelo muy delgado desencadena un mecanismo de conflicto y desprecio en las mujeres, lo que las ayuda a sentirse más cómodas con su propia apariencia. Sin embargo, no todo está perdido por el trabajo de las blusas flacas, porque, según el Dr. Ansons, la fórmula exitosa de los anunciantes para atraer a los consumidores es mostrarlas en imágenes sutiles.

"Descubrimos que la forma en que se utilizó la imagen del modelo con forma perfecta era muy importante para determinar un efecto positivo o negativo en la autopercepción de las mujeres", dijo el investigador.

Candice Swenepoel - Crédito: Comunicado de prensa / Victoria's Secret

Para lograr este resultado, el estudio se realizó distribuyendo páginas de revistas con diferentes anuncios a los participantes. Entre los anuncios había uno de vodka. Algunas mujeres recibieron anuncios que no presentaban un modelo atractivo, otras mujeres recibieron las que tenían modelos de bikini, y en la página siguiente había una imagen de vodka, exponiéndolos sutilmente a la imagen femenina idealizada. Para un tercer grupo, se distribuyeron anuncios con imágenes del modelo junto al vodka.

Sobre la conclusión, el investigador dijo que los modelos atractivos (y delgados) y las celebridades se usan comúnmente en anuncios y estudios anteriores mostraron diversas reacciones, tanto positivas como negativas. "Queríamos saber por qué sucedía esto y vimos que la autopercepción de las mujeres y los efectos consiguientes de la evaluación del producto dependen del grado de atención prestada a la imagen idealizada de una mujer en los comerciales", explicó el investigador.