La mujer decide tomar 3 litros de agua al día y se hace 10 años más joven.

¿Tiene la costumbre de beber agua o es usted del tipo que pasa un día entero bebiendo refrescos? Como era de esperar, beber al menos 2 litros de agua al día es una de las mejores elecciones que puede hacer en la vida, pero ¿qué cambios trae este hábito después de todo?

Precisamente en un intento de responder a esa pregunta, Sarah Smith decidió hacer una prueba y fotografiar el resultado, ya que uno de los beneficios del agua potable regularmente es visible. Analicemos: Sarah había estado experimentando fuertes dolores de cabeza y dolores de estómago durante años y simplemente no podía resolver el problema.

Uno de sus intentos incluyó una cita con un neurólogo, que podría tratar de resolver el misterio de los dolores de cabeza. Al llegar al consultorio del médico, Sarah estaba intrigada por la primera pregunta del profesional: "¿Cuánto bebe agua al día?". La respuesta: "Como máximo un litro".

Recomendación

La recomendación, quizás contraria a sus expectativas, no era una receta sino una sugerencia más simple: Sarah debería beber tres litros de agua al día todos los días durante un mes. Luego, si los dolores persistían, el médico reevaluaría.

Intrigado, el paciente investigó sobre los beneficios del agua y descubrió que muchas personas están haciendo lo mismo. Fue entonces cuando decidió ir de cabeza a la nueva experiencia y, después de todo, decidió registrar los cambios en las fotografías.

A los 42 años, Sarah mostró su piel deshidratada, con sombras alrededor de las arrugas de sus ojos, manchas rojas y falta de brillo casi total. Después de cuatro semanas, uno tiene la sensación de que Sarah ha recibido muchos tratamientos cosméticos y es unos años más joven.

Beneficios

El cambio se produjo porque, sin duda, el agua potable es fundamental para quienes buscan una vida saludable. Nuestro cuerpo depende del agua para realizar todas las tareas celulares posibles. Es el agua que nos ayuda a eliminar toxinas, y también es responsable del transporte de nutrientes que aseguran el correcto funcionamiento de nuestras células. Si no bebe agua, perjudica todo el funcionamiento de su cuerpo, lo que en algunos casos causa dolor.

Además de beber tres litros de agua todos los días, Sarah comenzó a practicar yoga y a exfoliarse la piel de la cara. Después de la primera semana, los resultados comenzaron a aparecer, y su rostro se volvió menos manchado y más brillante. Además, Sarah dijo que se sentía más cómoda con su propio cuerpo. La única "queja" era sobre las veces que necesita ir al baño, después de todo, no siempre estamos cerca de un lugar adecuado para hacer pipí.

Más mejoras

Después de la tercera semana, Sarah notó más mejoras: “Mi amiga, que es terapeuta de belleza, dice que esto se debe a que el agua está ayudando a regenerar las células de la piel de manera más eficiente. Me he dado cuenta de que he dejado de frotarme los ojos por la mañana cuando me levanto. Solían estar secos y con sueño. Pero ahora no. Toda esta agua los mantiene húmedos.

La cuarta semana trajo aún más cambios. Sarah dijo que estaba sorprendida por su rostro y dijo que se sentía más delgada y en forma, tenía más disposición y finalmente estaba en los estándares de una persona sana. Entonces, ¿no crees que es hora de hacer la misma prueba? Después de todos los resultados, Sarah dice que no estará sin beber tres litros de agua al día.