La sanguijuela asiática supera el récord de supervivencia en frío

¿Tienes idea de cuán frío es el nitrógeno líquido? Si no lo sabe, la temperatura de esta sustancia es de aproximadamente –196 ° C, muy por debajo de las temperaturas que la mayoría de los seres vivos pueden soportar. Incluso en humanos, se puede declarar la muerte cuando los órganos internos alcanzan los 23 ° C, sin mencionar que a medida que baja la temperatura, el agua dentro de las células se congela y se expande, causando su ruptura y, por lo tanto, la muerte.

Pero, volviendo al tema del nitrógeno líquido, hasta donde sabemos, solo dos criaturas pudieron mantenerse con vida durante un tiempo inmersas en él, los tardígrados y la larva de una especie específica de drosophila, aunque ninguno logró sobrevivir por más de uno. hora Bueno, según el sitio web PopSci, un estudio reveló que la sanguijuela Ozobranchus jantseanus rompió todos los registros conocidos.

Prueba extrema

Fuente de la imagen: Shutterstock

Según la publicación, O. jantseanus permaneció vivo durante 24 horas increíbles sumergido en nitrógeno líquido. Lo más sorprendente es que los científicos han descubierto que estas sanguijuelas pueden mantenerse con vida durante 9 a 32 meses a temperaturas de –90 ° C, que están por debajo de la temperatura natural más baja en la Tierra.

Además, las sanguijuelas no necesitan tiempo para aclimatarse, como ocurre con otros animales tolerantes al frío. Por cierto, no sufren ningún daño al exponerse rápidamente a temperaturas muy bajas y recalentarse de nuevo, tanto que durante el estudio los O. jantseanus fueron sometidos a este "frío-tibio-frío" 12 veces durante el período de 2 minutos y abandonaron la prueba. ileso

Resistencia

Fuente de la imagen: Shutterstock

Curiosamente, O. jantseanus son parásitos de las tortugas de agua dulce nativas del este de Asia, lo que significa que generalmente no enfrentan temperaturas extremas en el entorno en el que viven. Sin embargo, ¡no piense que toda esta muestra de resistencia sirvió solo para hacer que las sanguijuelas rompieran récords!

Aunque los investigadores aún no entienden cómo las criaturas han desarrollado esta increíble capacidad para adaptarse a temperaturas extremas, creen que desentrañar este misterio puede ayudar a crear nuevas técnicas de crioconservación.