Buena toxina: el veneno de nanopartículas para abejas puede destruir el virus del VIH

Parece inimaginable que algo fatal para algunas personas pueda ser tan efectivo para prevenir una enfermedad mortal como el SIDA. Pero la prueba de que esto puede suceder es el nuevo descubrimiento de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, que muestra que las nanopartículas cargadas con veneno de abeja pueden ser una amenaza para el virus del VIH.

La toxina se llama melitina y tiene la increíble función de dañar la envoltura protectora del VIH. Es decir, técnicamente hablando, cuando está en nanopartículas, se fusiona con la envoltura viral formando poros capaces de romperlo para eliminar el virus.

La novedad debería dar lugar a la creación de un medicamento en gel vaginal. El instructor de investigación médica Joshua L. Hood comenta que la esperanza es que, en lugares donde el VIH "corre desenfrenado", el gel será el primer paso para reducir la contaminación.

Otra alternativa al uso del virus sería la terapia con pacientes VIH positivos con un enfoque en las personas que son más resistentes a las drogas. En el tratamiento, las nanopartículas se inyectarían directamente en el torrente sanguíneo para eliminar la infección.